Descubrir Ragged Island

Tranquila y calmada, Ragged Island es tan agreste como su nombre indica. La isla es un paraíso para los ávidos pescadores, ideal para el bonefishing gracias a sus zonas de poca profundidad. No es raro encontrarse por sorpresa numerosos grupos de meros, pargos, barracudas, atunes y caballas durante un solo día de navegación. Las playas de Ragged Island son casi todas ellas todavía inexploradas y las cuevas son perfectas para un picnic, relajarse y coger caracolas. Para los que prefieran tierra firme, la isla tiene patrimonio histórico, pintorescos pueblos y auténtica artesanía bahameña hecha a mano. Es una verdadera aventura como ninguna otra.